viernes, 30 de octubre de 2009

Clasificacion de los mensajes subliminales según su función o efecto.

1. Los Mensajes de Contenido sexual:

Tienen por objetivo distorsionar el concepto de género, estableciendo "nuevas" formas de ver al hombre y a la mujer, y generando concepciones erróneas acerca de su responsabilidad en la familia.

En términos generales se pueden dividir en:

a) Mensajes con fines directamente comerciales, que buscan básicamente impactar al cliente respecto de un producto determinado.

b) Mensajes que promueven diversos grados de promiscuidad sexual, o prácticas de masturbación y homosexualismo.

2. Los Mensajes que Incitan al suisidio, al aborto y al asesinato, generando desprecio por el mundo y la sociedad y promoviendo la muerte y lo que le es inherente.

3. Los Mensajes que promueven la Anarquía Social:

El rechazo a la normatización y la ley. Es importante señalar cómo para el satanismo y sus variantes la violación a la ley y el anarquismo son consignas básicas. Así lo expresa uno de los satanistas más famosos:

”la doctrina central de EL LIBRO DE LA LEY, del satanista Aleister Crowley dice: “No hay ninguna ley más allá de haz lo que tú quieras”

Lo anterior en contradicción con los postulados fundamentales del cristianismo que destacan la vida y la armonía.

4. Los Mensajes llaman a la drogadicción y al alcoholismo:

Son frecuente los mensajes que llaman a drogarse o emborracharse, con consignas que sustentan una falsa buena vida a partir de mantener la mente enajenada.

5. Los Mensajes que promueven el satanismo:

Estos constituyen una amplia variedad en los mensajes subliminales negativos. Hablan abiertamente contra Dios o Jesús, rechazan la Iglesia o hacen comentarios contra los cristianos; utilizan una amplia simbología o reivindican ángeles caidos, hacen oraciones de corte satánico, mensionan conocidos nombres de demonios, vociferan contra el cielo o hacen alusiones favorables al infierno.

6. Los mensajes que promueven la participación en sectas:

La época actual se caracteriza por haber promovido el criterio de que los valores corresponden al plano privado, y en él, la sexualidad es uno de sus tópicos, donde cada cual se definirá. Más no sucede lo mismo en lo concerniente a la decisión de las personas, siendo sus “criterios privados” impulsados por los medios de comunicación a través de estrategias.

Es común que quienes tienen los grandes medios, se tomen la vocería de la mayoría de la población, sin que medie una consulta real.